RINOMODELACIÓN SIN CIRUGÍA, UN NUEVO PERFIL DE FORMA INDOLORA

RINOMODELACIÓN SIN CIRUGÍA, UN NUEVO PERFIL DE FORMA INDOLORA

La rinomodelación sin cirugía con ácido hialurónico es una práctica estética al alza llevada a cabo por profesionales de la medicina estética para cambiar el aspecto de la nariz. Las diferentes infiltraciones de dicho compuesto ayudan a dar forma a la nariz para modificar el ángulo de curvatura de esta o dar un aspecto más estético a la punta, entre otras muchas finalidades. Este proceso no se trata, a diferencia de la rinoplastia clásica, de una intervención quirúrgica, y no precisa de anestesia general.

Durante el tratamiento de rinomodelación sin cirugía (que no suele extenderse más de media hora), se irá inyectando el ácido hialurónico para ir modelando la nariz, consiguiendo un perfil mucho más estético.

Las correcciones llevadas a cabo con la rinomodelación cobran únicamente valor estético y, en ningún caso, ayudan a solventar problemas respiratorios que sí hace la rinoplastia clásica. De igual modo, no se trata de un cambio definitivo para el rostro del paciente, puesto que a partir de los 12 meses posteriores al tratamiento se observa una regresión paulatina y natural de la nariz a su estado original. Es aconsejable repetir el tratamiento cuando se perciben los primeros rasgos de dicha regresión.

Debido a la sencillez del proceso, el postoperatorio es prácticamente inexistente y solo se intuirá algún que otro moratón e hinchazón inmediatamente después de las inyecciones. El paciente debe recordar no dormir bocabajo unos pocos días después de las infiltraciones, pero podrá hacer vida normal desde el momento en el que abandone la clínica.

¿Estás interesad@ en estilizar el aspecto de tu nariz mediante la rinomodelación sin cirugía? ¿Deseas corregir aspectos como el puente, la punta, o darle un acabado más armónico con tu rostro? Solicita una primera visita en Sanchis Cardona para que nuestro equipo médico valore tu caso y te indique el tratamiento más adecuado a tus necesidades.

La rinomodelación sin cirugía y con relleno, es una práctica estética al alza llevada a cabo por profesionales de la medicina estética para cambiar el aspecto de la nariz. Las diferentes infiltraciones de dicho compuesto ayudan a dar forma a la nariz para modificar el ángulo de curvatura de esta o dar un aspecto más estético a la punta, entre otras muchas finalidades. Este proceso no se trata, a diferencia de la rinoplastia clásica, de una intervención quirúrgica, y no precisa de anestesia general.

Durante el tratamiento de rinomodelación sin cirugía (que no suele extenderse más de media hora), se irá inyectando el relleno para ir modelando la nariz, consiguiendo un perfil mucho más estético.

Las correcciones llevadas a cabo con la rinomodelación cobran únicamente valor estético y, en ningún caso, ayudan a solventar problemas respiratorios que sí hace la rinoplastia clásica. De igual modo, no se trata de un cambio definitivo para el rostro del paciente, puesto que a partir de los 12 meses posteriores al tratamiento se observa una regresión paulatina y natural de la nariz a su estado original. Es aconsejable repetir el tratamiento cuando se perciben los primeros rasgos de dicha regresión.

Debido a la sencillez del proceso, el postoperatorio es prácticamente inexistente y solo se intuirá algún que otro moratón e hinchazón inmediatamente después de las inyecciones. El paciente debe recordar no dormir bocabajo unos pocos días después de las infiltraciones, pero podrá hacer vida normal desde el momento en el que abandone la clínica.

¿Estás interesad@ en estilizar el aspecto de tu nariz mediante la rinomodelación sin cirugía? ¿Deseas corregir aspectos como el puente, la punta, o darle un acabado más armónico con tu rostro? Solicita una primera visita en Sanchis Cardona para que nuestro equipo médico valore tu caso y te indique el tratamiento más adecuado a tus necesidades.