QUÉ ES LA HIPERHIDROSIS AXILAR Y CÓMO ELIMINARLA SIN CIRUGÍA

QUÉ ES LA HIPERHIDROSIS AXILAR Y CÓMO ELIMINARLA SIN CIRUGÍA

Aunque la sudoración es un factor imprescindible en nuestra vida, el 2% de la población sufre un exceso que le impide llevar a cabo una vida cómoda. Hiperhidrosis es el nombre que recibe el síndrome que impide termoregular correctamente la temperatura corporal y, afortunadamente, es una alteración que se puede tratar de una forma sencilla y sin cirugía.

El cuerpo humano necesita regular nuestra temperatura corporal de manera constante para mantenerla, por eso está compuesto por entre dos y cuatro millones de glándulas sudoríparas que están focalizadas generalmente en zonas como las axilas, las plantas de los pies y el rostro facial. Sin embargo, hay personas que por una alteración del sistema nervioso vegetativo, no consiguen termoregular eficazmente, desencadenando una hiperhidrosis, transpirando hasta cinco veces más de lo habitual.

Hiperhidrosis primaria, así aparece y así se elimina

La hiperhidrosis, de manera general, se debe a la hiperactividad de las glándulas sudoríparas y se detecta porque se produce al menos un episodio a la semana en pies, manos o axilas y se mantiene constante durante al menos seis meses. A esto se le denomina hiperhidrosis primaria y comienza antes de los 25 años. Son episodios que no tienen justificación emocional o termorreguladora, simplemente se producen a lo largo del día sin justificación, sin embargo, no se producen a penas casos durante el periodo del sueño.

En la Clínica Sanchis Cardona nos hemos especializado en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar, para evitar que continúe interrumpiendo la vida cotidiana de las personas que la padecen, logrando así controlar los excesos de manchas por sudoración en la ropa.

El tratamiento de hiperhidrosis axilar es un tratamiento que realizamos mediante microinyecciones. La sesión dura apenas 30 minutos y el paciente puede volver hacer vida absolutamente normal desde que sale de la clínica. Los efectos aparecen de forma progresiva a los pocos días después del tratamiento, que tiene una duración de entre siete meses y un año aproximadamente, dependiendo de la situación de cada paciente.

Si quieres más información, ven a vernos. La primera visita informativa es gratuita.

Aunque la sudoración es un factor imprescindible en nuestra vida, el 2% de la población sufre un exceso que le impide llevar a cabo una vida cómoda. Hiperhidrosis es el nombre que recibe el síndrome que impide termoregular correctamente la temperatura corporal y, afortunadamente, es una alteración que se puede tratar de una forma sencilla y sin cirugía.

El cuerpo humano necesita regular nuestra temperatura corporal de manera constante para mantenerla, por eso está compuesto por entre dos y cuatro millones de glándulas sudoríparas que están focalizadas generalmente en zonas como las axilas, las plantas de los pies y el rostro facial. Sin embargo, hay personas que por una alteración del sistema nervioso vegetativo, no consiguen termoregular eficazmente, desencadenando una hiperhidrosis, transpirando hasta cinco veces más de lo habitual.

Hiperhidrosis primaria, así aparece y así se elimina

La hiperhidrosis, de manera general, se debe a la hiperactividad de las glándulas sudoríparas y se detecta porque se produce al menos un episodio a la semana en pies, manos o axilas y se mantiene constante durante al menos seis meses. A esto se le denomina hiperhidrosis primaria y comienza antes de los 25 años. Son episodios que no tienen justificación emocional o termorreguladora, simplemente se producen a lo largo del día sin justificación, sin embargo, no se producen a penas casos durante el periodo del sueño.

En la Clínica Sanchis Cardona nos hemos especializado en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar, para evitar que continúe interrumpiendo la vida cotidiana de las personas que la padecen, logrando así controlar los excesos de manchas por sudoración en la ropa.

El tratamiento de hiperhidrosis axilar es un tratamiento que realizamos mediante microinyecciones. La sesión dura apenas 30 minutos y el paciente puede volver hacer vida absolutamente normal desde que sale de la clínica. Los efectos aparecen de forma progresiva a los pocos días después del tratamiento, que tiene una duración de entre siete meses y un año aproximadamente, dependiendo de la situación de cada paciente.

Si quieres más información, ven a vernos. La primera visita informativa es gratuita.