LIPOLÁSER PARA ELIMINAR LA PAPADA

LIPOLÁSER PARA ELIMINAR LA PAPADA

El lipoláser es una intervención muy eficaz y mínimamente invasiva para eliminar la papada, que tiene como objetivo eliminar la acumulación de grasa que se produce debajo de la mandíbula, debido a diversas causas como el sobrepeso, la edad o simplemente por cuestiones genéticas.

El lipoláser, también conocido como el láser lipólisis, es una técnica muy novedosa que permite destruir esas células grasas de forma controlada, introduciendo una fibra óptica a través de la piel. “Se trata de una incisión mínima  de 3 mm mediante la que introducimos la fibra óptica que transmite la energía láser, la cual  va destruyendo todo el tejido adiposo que será reabsorbido posteriormente por el organismo. Además, cuando se tratan zonas con poca cantidad de grasa, el calentamiento de la piel producirá un efecto tensor en la zona tratada. El lipoláser para eliminar la papada es un procedimiento minimamente invasivo que se realiza mediante anestesia local.

«Cuando la acumulación de grasa es mayor en la zona de papada existe la posibilidad de realizar un láser lipólisis con aspiración posterior de la grasa destruída, mediante una pequeña cánula de 3 mm. En este caso también se realiza con anestesia local y en quirófanos» , explica el Dr Sanchis Cardona.

Una alternativa a la liposucción de papada

El lipoláser es menos invasivo que una liposucción de papada. Además, la eliminación de la papada mediante lipoláser consigue un efecto coagulante que evita el sangrado y estimula la producción de colágeno, por lo que no sólo se eliminará la grasa, sino que se producirá una mejora de la elasticidad de la piel con el consiguiente efecto tensor.

Esta técnica es recomendable para aquellas personas que quieren reducir pequeñas acumulaciones de grasa  o simplemente están cansadas de tratamientos en los que la grasa vuelve a aparecer.

Eliminar la papada en una intervención sencilla con buenos resultados tanto en volumen como en retensado de piel y con una recuperación muy rápida, que requiere tan sólo un reposo de 24 horas. ¿Quién no se anima a mejorar así su perfil?

El lipoláser es una intervención muy eficaz y mínimamente invasiva para eliminar la papada, que tiene como objetivo eliminar la acumulación de grasa que se produce debajo de la mandíbula, debido a diversas causas como el sobrepeso, la edad o simplemente por cuestiones genéticas.

El lipoláser, también conocido como el láser lipólisis, es una técnica muy novedosa que permite destruir esas células grasas de forma controlada, introduciendo una fibra óptica a través de la piel. “Se trata de una incisión mínima  de 3 mm mediante la que introducimos la fibra óptica que transmite la energía láser, la cual  va destruyendo todo el tejido adiposo que será reabsorbido posteriormente por el organismo. Además, cuando se tratan zonas con poca cantidad de grasa, el calentamiento de la piel producirá un efecto tensor en la zona tratada. El lipoláser para eliminar la papada es un procedimiento minimamente invasivo que se realiza mediante anestesia local.

«Cuando la acumulación de grasa es mayor en la zona de papada existe la posibilidad de realizar un láser lipólisis con aspiración posterior de la grasa destruída, mediante una pequeña cánula de 3 mm. En este caso también se realiza con anestesia local y en quirófanos» , explica el Dr Sanchis Cardona.

Una alternativa a la liposucción de papada

El lipoláser es menos invasivo que una liposucción de papada. Además, la eliminación de la papada mediante lipoláser consigue un efecto coagulante que evita el sangrado y estimula la producción de colágeno, por lo que no sólo se eliminará la grasa, sino que se producirá una mejora de la elasticidad de la piel con el consiguiente efecto tensor.

Esta técnica es recomendable para aquellas personas que quieren reducir pequeñas acumulaciones de grasa  o simplemente están cansadas de tratamientos en los que la grasa vuelve a aparecer.

Eliminar la papada en una intervención sencilla con buenos resultados tanto en volumen como en retensado de piel y con una recuperación muy rápida, que requiere tan sólo un reposo de 24 horas. ¿Quién no se anima a mejorar así su perfil?