¿CONOCES EL TRATAMIENTO DE HIDRATACIÓN CON VITAMINAS?

¿CONOCES EL TRATAMIENTO DE HIDRATACIÓN CON VITAMINAS?

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y desempeña un papel fundamental en nuestra apariencia y nuestra salud en general. Mantenerla hidratada es esencial para su funcionamiento adecuado y para preservar una apariencia juvenil y radiante. Los tratamientos de hidratación facial, como el de hidratación con vitaminas, se han convertido en un pilar importante de los cuidados de la piel, ayudando a combatir la sequedad, mejorar la elasticidad y reducir los signos del envejecimiento. 

Nuestra piel está expuesta constantemente a factores que pueden afectar considerablemente: humedad, exposición al sol, viento, contaminación y cambio climático. Si a todo esto le sumamos la falta de hidratación, nuestra piel puede verse afectada por la sequedad, la irritación y la aparición prematura de arrugas y líneas finas. Por eso, los tratamientos de hidratación facial están diseñados para restaurar y mantener el equilibrio de humedad de la piel, proporcionando una apariencia fresca y rejuvenecida. 

La hidratación con vitaminas proporciona una mejora notable del estado de la piel desde la primera vez. Sus componentes producen una rápida activación celular y estimulan la producción de colágeno y elastina, aportando un cambio positivo al rostro en muy poco tiempo. Normalmente estas vitaminas suelen llevar también un ácido hialurónico no reticulado que es solo de hidratación, no de volumen ni de depósito como los habituales. En Sanchis Cardona conocemos este proceso como infiltración facial con vitaminas y ácido hialurónico de hidratación. 

En comparación con las cremas convencionales, las vitaminas faciales tienen un nivel de concentración de principios activos mucho más alto. Son el complemento perfecto para mantener la piel en buen estado y mejorar su textura. 

¿Cómo se realiza la hidratación con vitaminas?

Este tratamiento se recomienda hacer mínimo entre dos y tres veces al año, es decir, cada tres cuatro meses más o menos. Normalmente, es habitual repartirlo en unos 15 puntos en cada parte de la cara. 

A partir de los 3-4 días (dependiendo de la persona) notaremos una mayor luminosidad en la piel y podremos ver los resultados. La aplicación de la hidratación con vitaminas es una forma de reponer vitaminas y minerales agotados, incluso cuando su capacidad de absorción se ve afectada. 

¿Qué beneficios tiene el tratamiento de hidratación con vitaminas?

La hidratación profunda con vitaminas es un tratamiento rápido, tanto en su procedimiento, como en sus resultados. 

Con este tratamiento podemos obtener numerosos beneficios, entre ellos: 

  • Hidratar la piel en profundidad. 
  • Regenerar la activación celular de la dermis. 
  • Promover la producción de colágeno y elastina. 
  • Prevenir arrugas y líneas de expresión. 
  • Suavizar la piel del rostro. 
  • Reafirmar y tonificar la piel. 
  • Revitalizar las pieles fotoenvejecidas, apagadas, finas y que presentan sequedad. 
  • Ayudar a disimular cicatrices, manchas solares y marcas de acné y rosácea. 
  • Mantener la barrera cutánea intacta, evitando la pérdida de humedad y reduciendo la posibilidad de envejecimiento prematuro. 
  • Mejorar la elasticidad y la flexibilidad de la piel. 

Los resultados son más duraderos, especialmente en las pieles más jóvenes y cuidadas. Además, es un procedimiento mínimamente invasivo, indoloro y totalmente seguro. La hidratación adecuada puede dar a la piel un aspecto rejuvenecido al mejorar su textura y luminosidad. Hay que destacar también que una piel bien hidratada puede absorber más eficazmente los productos de cuidado de la piel, lo que maximiza los beneficios de los tratamientos. 

Los tratamientos de hidratación facial desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de una piel saludable y joven. Al invertir en la hidratación de la piel, no solo se está mejorando la apariencia, sino también promoviendo la salud a largo plazo.

En la Clínica Sanchís Cardona contamos con un equipo de profesionales dispuesto a estudiar cada caso antes de realizar el tratamiento para elegir la opción más adecuada según el tipo de piel y las necesidades de cada paciente. No te pierdas el vídeo que acompaña a este post. Y si deseas poner a tu piel en nuestras expertas manos, contáctanos. 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y desempeña un papel fundamental en nuestra apariencia y nuestra salud en general. Mantenerla hidratada es esencial para su funcionamiento adecuado y para preservar una apariencia juvenil y radiante. Los tratamientos de hidratación facial, como el de hidratación con vitaminas, se han convertido en un pilar importante de los cuidados de la piel, ayudando a combatir la sequedad, mejorar la elasticidad y reducir los signos del envejecimiento. 

Nuestra piel está expuesta constantemente a factores que pueden afectar considerablemente: humedad, exposición al sol, viento, contaminación y cambio climático. Si a todo esto le sumamos la falta de hidratación, nuestra piel puede verse afectada por la sequedad, la irritación y la aparición prematura de arrugas y líneas finas. Por eso, los tratamientos de hidratación facial están diseñados para restaurar y mantener el equilibrio de humedad de la piel, proporcionando una apariencia fresca y rejuvenecida. 

La hidratación con vitaminas proporciona una mejora notable del estado de la piel desde la primera vez. Sus componentes producen una rápida activación celular y estimulan la producción de colágeno y elastina, aportando un cambio positivo al rostro en muy poco tiempo. Normalmente estas vitaminas suelen llevar también un ácido hialurónico no reticulado que es solo de hidratación, no de volumen ni de depósito como los habituales. En Sanchis Cardona conocemos este proceso como infiltración facial con vitaminas y ácido hialurónico de hidratación. 

En comparación con las cremas convencionales, las vitaminas faciales tienen un nivel de concentración de principios activos mucho más alto. Son el complemento perfecto para mantener la piel en buen estado y mejorar su textura. 

¿Cómo se realiza la hidratación con vitaminas?

Este tratamiento se recomienda hacer mínimo entre dos y tres veces al año, es decir, cada tres cuatro meses más o menos. Normalmente, es habitual repartirlo en unos 15 puntos en cada parte de la cara. 

A partir de los 3-4 días (dependiendo de la persona) notaremos una mayor luminosidad en la piel y podremos ver los resultados. La aplicación de la hidratación con vitaminas es una forma de reponer vitaminas y minerales agotados, incluso cuando su capacidad de absorción se ve afectada. 

¿Qué beneficios tiene el tratamiento de hidratación con vitaminas?

La hidratación profunda con vitaminas es un tratamiento rápido, tanto en su procedimiento, como en sus resultados. 

Con este tratamiento podemos obtener numerosos beneficios, entre ellos: 

  • Hidratar la piel en profundidad. 
  • Regenerar la activación celular de la dermis. 
  • Promover la producción de colágeno y elastina. 
  • Prevenir arrugas y líneas de expresión. 
  • Suavizar la piel del rostro. 
  • Reafirmar y tonificar la piel. 
  • Revitalizar las pieles fotoenvejecidas, apagadas, finas y que presentan sequedad. 
  • Ayudar a disimular cicatrices, manchas solares y marcas de acné y rosácea. 
  • Mantener la barrera cutánea intacta, evitando la pérdida de humedad y reduciendo la posibilidad de envejecimiento prematuro. 
  • Mejorar la elasticidad y la flexibilidad de la piel. 


Los resultados son más duraderos, especialmente en las pieles más jóvenes y cuidadas. Además, es un procedimiento mínimamente invasivo, indoloro y totalmente seguro. La hidratación adecuada puede dar a la piel un aspecto rejuvenecido al mejorar su textura y luminosidad. Hay que destacar también que una piel bien hidratada puede absorber más eficazmente los productos de cuidado de la piel, lo que maximiza los beneficios de los tratamientos. 

Los tratamientos de hidratación facial desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de una piel saludable y joven. Al invertir en la hidratación de la piel, no solo se está mejorando la apariencia, sino también promoviendo la salud a largo plazo.

En la Clínica Sanchís Cardona contamos con un equipo de profesionales dispuesto a estudiar cada caso antes de realizar el tratamiento para elegir la opción más adecuada según el tipo de piel y las necesidades de cada paciente. No te pierdas el vídeo que acompaña a este post. Y si deseas poner a tu piel en nuestras expertas manos, contáctanos.