Clínica Sanchis
Clínica Sanchis
TRATAMIENTOS ESTETICOS TRATAMIENTOS ESTETICOS

BOTOX HIPERSUDORACION AXILAR

Botox axilar

¿Qué es la hipersudoración?

Es un exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, pero se puede dar en cualquier parte del cuerpo donde haya gran cantidad de glándulas sudoríparas.

Esta sudoración tiende a aparecer en el periodo de la pubertad y la adolescencia temprana, siendo causante de problemas emocionales y sociales al tener la imposibilidad de ocultarlo.

La hipersudoración es un trastorno producido por una alteración del sistema nervioso vegetativo. Este trastorno se debe al producir más sudor del necesario para regular la temperatura de nuestro cuerpo.

La toxina botulínica, también llamado Botox, es la única solución no quirúrgica para eliminar este exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de manera temporal, reduciendo significativamente el sudor en la zona tratada.

¿En qué consiste la técnica de botox para hipersudoracion axilar?

Es una técnica muy simple y eficaz que se aplica en la zona escogida, en este caso las axilas, bloqueando las glándulas sudoríparas y la producción de sudor.

Primero se realiza una prueba para delimitar la zona de la sudoración a tratar.

A continuación se inyecta, mediante microinyecciones con agujas muy finas, pequeñas dosis de la toxina botulínica en la zona definida.

Esta técnica se realiza en nuestra consulta, en una sola sesión y no requiere anestesia, ya que las agujas son muy finas y el tratamiento es prácticamente indoloro.

En la mayoría de los casos, los pacientes suelen realizarse este tratamiento una vez al año, escogiendo mayo como el mes favorito, ya que es cuando empieza el calor. Y su efecto suele durar una media de 7 meses, según el paciente.

Este tratamiento puede durar unos 30 minutos.

Los resultados se pueden ver de forma progresiva a los pocos días de su aplicación.

¿Ventajas del botox para hipersudoracion axilar?

  • Es un tratamiento seguro y de gran eficacia que mejora la calidad de vida del paciente.
  • Se puede tener vida normal nada más terminar el tratamiento.
  • La disminución del sudor se nota a los dos o tres días de manera progresiva.
  • Puede durar hasta 1 año, dependiendo de cada paciente.
  • Mejora la calidad de vida y las relaciones sociales.
fondo