BORRADO DE TATUAJES CON LÁSER, TU PASADO YA NO TIENE QUE MEZCLARSE CON TU PRESENTE

BORRADO DE TATUAJES CON LÁSER, TU PASADO YA NO TIENE QUE MEZCLARSE CON TU PRESENTE

“Un tatuaje es para siempre, has de pensar bien qué quieres hacerte”. Esta frase es prácticamente un comodín que suele aparecer en las conversaciones con padres o amigos cuando planteas la posibilidad de hacerte uno. Si bien podrían haber estado en lo cierto hace años, la tecnología avanza y hoy esto no es más que un mito desmentido gracias a la técnica del borrado de tatuaje con láser.

Bien sea por una mala decisión, una idea no lo suficientemente meditada o un gusto pasado que, hoy en día ya no tienes, es posible borrar esa marca de tu antiguo ‘yo’ sin dejar cicatriz.

Empleando un láser Q-Switch, uno de los mejores modelos específicamente creados para este tipo de intervenciones, el especialista cubrirá toda el área tatuada con los veloces disparos que el láser produce (diez por segundo). El modo en el que el propio láser realiza el borrado de tatuaje está ideado para no producir sangrado y una posterior herida o costra, sino que ‘rompe’ poco a poco la tinta encapsulada, para que sea el cuerpo mismo quien acabe absorbiendo las pequeñas partículas de tinta.

Para prevención de posibles despigmentaciones cutáneas del área en cuestión, el borrado de tatuaje con láser se planifica según el tipo de tatuaje, el tamaño y del tipo de piel. De este modo, la incidencia del láser sobre la piel se hará de forma paulatina para que no tenga un impacto agresivo sobre la dermis del paciente. Entre sesión y sesión es necesario mantener siempre la zona del tatuaje bien hidratada.

Cada vez más tatuajes

Es un hecho que cada vez más gente se tatúa, lo cual evidencia que la sociedad, con el paso del tiempo, se acostumbra más a ellos y la estigmatización desciende. Sin embargo, un mayor número de tatuados puede implicar también un mayor número de gente que quiera quitárselo o modificarlo de algún modo. Sea como sea, el borrado es la técnica aplicada para estos casos.

Según estudios y estadísticas, un amplio espectro de la población tatuada se plantea el borrado de tatuaje tras los cinco primeros años del mismo, aunque también los hay más precoces en la toma de esta decisión. Nada de esto significa que necesariamente vayas a arrepentirte o querer borrar un tatuaje que tengas, simplemente muestra una realidad donde la demanda de borrado de tatuajes se ha incrementado y, por ende, la tecnología que permite estas intervenciones se ha sofisticado.

De modo que, si quieres borrar un tatuaje, bien sea para siempre o para realizar un rediseño posteriormente, contacta con Clínicas Sanchis Cardona para planificar todo el tratamiento y conseguir el borrado de tatuaje de forma efectiva, sin dejar marcas y con el cuidado necesario para tu piel.

“Un tatuaje es para siempre, has de pensar bien qué quieres hacerte”. Esta frase es prácticamente un comodín que suele aparecer en las conversaciones con padres o amigos cuando planteas la posibilidad de hacerte uno. Si bien podrían haber estado en lo cierto hace años, la tecnología avanza y hoy esto no es más que un mito desmentido gracias a la técnica del borrado de tatuaje con láser.

Bien sea por una mala decisión, una idea no lo suficientemente meditada o un gusto pasado que, hoy en día ya no tienes, es posible borrar esa marca de tu antiguo ‘yo’ sin dejar cicatriz.

Empleando un láser Q-Switch, uno de los mejores modelos específicamente creados para este tipo de intervenciones, el especialista cubrirá toda el área tatuada con los veloces disparos que el láser produce (diez por segundo). El modo en el que el propio láser realiza el borrado de tatuaje está ideado para no producir sangrado y una posterior herida o costra, sino que ‘rompe’ poco a poco la tinta encapsulada, para que sea el cuerpo mismo quien acabe absorbiendo las pequeñas partículas de tinta.

Para prevención de posibles despigmentaciones cutáneas del área en cuestión, el borrado de tatuaje con láser se planifica según el tipo de tatuaje, el tamaño y del tipo de piel. De este modo, la incidencia del láser sobre la piel se hará de forma paulatina para que no tenga un impacto agresivo sobre la dermis del paciente. Entre sesión y sesión es necesario mantener siempre la zona del tatuaje bien hidratada.

Cada vez más tatuajes

Es un hecho que cada vez más gente se tatúa, lo cual evidencia que la sociedad, con el paso del tiempo, se acostumbra más a ellos y la estigmatización desciende. Sin embargo, un mayor número de tatuados puede implicar también un mayor número de gente que quiera quitárselo o modificarlo de algún modo. Sea como sea, el borrado es la técnica aplicada para estos casos.

Según estudios y estadísticas, un amplio espectro de la población tatuada se plantea el borrado de tatuaje tras los cinco primeros años del mismo, aunque también los hay más precoces en la toma de esta decisión. Nada de esto significa que necesariamente vayas a arrepentirte o querer borrar un tatuaje que tengas, simplemente muestra una realidad donde la demanda de borrado de tatuajes se ha incrementado y, por ende, la tecnología que permite estas intervenciones se ha sofisticado.

De modo que, si quieres borrar un tatuaje, bien sea para siempre o para realizar un rediseño posteriormente, contacta con Clínicas Sanchis Cardona para planificar todo el tratamiento y conseguir el borrado de tatuaje de forma efectiva, sin dejar marcas y con el cuidado necesario para tu piel.