MEDICINA ESTÉTICA FACIAL

BIOESTIMULACIÓN FACIAL

Técnicas de Rejuvenecimiento facial: Rejuvenecimiento facial con factores de crecimiento epidérmico (FCE)

TRATAMIENTO DEL ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO

La mesoterapia facial es el tratamiento fundamental de bioestimulación cutánea para el tratamiento del envejecimiento de la piel y, por tanto, de la prevención de los signos más evidentes del paso del tiempo.

Desde hace más de 10 años, los factores de crecimiento epidérmico se utilizan para la regeneración y estimulación de las diferentes partes del cuerpo en especialidades como la traumatología, la oftalmología o la medicina deportiva de élite, con resultados inmejorables. El estudio de los efectos en la dermis llevó a la conclusión de que este tipo de medicina regenerativa, utilizada de manera regular y repetida en periodos de tiempo establecidos, producía una mejora en la calidad de la piel y por tanto retrasaba el envejecimiento.

¿EN QUÉ CONSISTE LA TÉCNICA?

Una vez examinada la piel y observadas las necesidades de tratamiento de la misma, procedemos a realizar el tratamiento.

Para realizar la técnica es necesario extraer una pequeña cantidad de sangre de la paciente, la cual tras centrifugación obtendremos los factores necesarios para actuar sobre la piel.  Mediante una serie de micropunciones en las zonas adecuadas, generalmente cara, cuello, escote y manos, llevaremos a cabo la mesoterapia.

Depositados en la dermis los factores de crecimiento,  procederemos a la limpieza de la zona y aplicaremos una mascarilla especial que, tras unos 15 ó 20 minutos, hará que nuestra piel prácticamente esté normal y podamos seguir desarrollando nuestra vida diaria.

¿QUÉ EFECTOS SECUNDARIOS PUEDE TENER?

Es el procedimiento estético más natural que existe para el tratamiento del envejecimiento cutáneo y su prevención.

Como toda técnica médica inyectable uno de los riesgos más importante sería la infección de la piel, cosa que debe evitarse por lo que es muy importante la limpieza y asepsia de la piel.

Por lo demás, podría ser normal la aparición de algún pequeño hematoma y el enrojecimiento momentáneo de la piel.

¿CUÁL DEBE SER EL MANTENIMIENTO POSTERIOR AL TRATAMIENTO?

Como hemos dicho la estimulación producida por los factores de crecimiento epidérmico se mantiene aproximadamente durante unos seis meses, por lo que es aconsejable repetir el tratamiento cada tanto.

¿QUÉ EFECTOS TIENE SOBRE NUESTRA PIEL?

Los factores de crecimiento epidérmico y vascular actúan sobre las células productoras de colágeno, activándolas. Esta activación es máxima sobre los 20-30 días y se mantiene aproximadamente durante seis meses. Durante este periodo de tiempo nuestra dermis irá incrementando la cantidad de colágeno y elastina esenciales para que conserve sus propiedades de densidad y elasticidad, lo que se traducirá en una piel más densa y luminosa. Como también hay una estimulación de la microcirculación llegará más sangre a la dermis con el consiguiente aumento de oxigenación y aporte de nutrientes esenciales para su mantenimiento.

Por consiguiente conseguimos una piel más luminosa, más hidratada y más elástica, con lo que mejorarán los signos de envejecimiento de la piel, sequedad, aparición de microarrugas, descolgamiento, etc. Y, lo que es más importante, retrasaremos la aparición de nuevos signos del envejecimiento.

¿QUÉ RESULTADOS SE OBTIENEN CON ESTE TRATAMIENTO?

Con este tratamiento conseguimos una piel más luminosa y más densa, lo que mejorará también la flacidez.

En nuestra experiencia, y después de más de seis años aplicando este tratamiento, podemos asegurar que es bastante seguro. Sus resultados a largo plazo, si se realiza el mantenimiento adecuado, son muy satisfactorios para la prevención del envejecimiento cutáneo.

NO LO PIENSES MÁS

CONTACTA CON NOSOTROS