ADIÓS A LOS TRATAMIENTOS AGRESIVOS DE REJUVENECIMIENTO FACIAL

ADIÓS A LOS TRATAMIENTOS AGRESIVOS DE REJUVENECIMIENTO FACIAL

Los tratamientos considerados agresivos para la cara como el  peeling abrasivo o los láseres que queman en profundidad   han quedado en un segundo plano desde que técnicas como el láser fraccionado CO2 o “Resurfacing fraccional” (crear una nueva superficie cutánea)  han irrumpido en el mundo del rejuvenecimiento facial.

El láser fraccionado, conocido también como Fototermólisis fraccional, ha revolucionado el mundo de la dermatología y la cirugía cosmética porque, tras años de investigación, ha conseguido conjugar resultados visibles de manera inmediata con la posibilidad que el/la paciente puedan acudir a su trabajo, sin la necesidad de coger la baja.

¿CÓMO ACTÚA EL LÁSER FRACCIONADO?

El láser CO2 fraccionado combina los sistemas ablativos (aquellos que llegan a las capas más profundas de la piel) con los no ablativos (mejoran las capas superficiales). De tal manera que el láser utiliza el gas dióxido de carbono para calentar la dermis (por debajo de la epidermis) y, como consecuencia, el colágeno vuelve a tomar la forma perdida por el envejecimiento cutáneo, consiguiendo mejorar y rejuvenecer la piel en las pocas sesiones que dura el tratamiento.

Miles de haces alcanzan las capas más profundas de la piel, depositando en esas zonas el calor generado por el láser y, gracias a la energía que llega a la dermis, se activan los fibroblastos y se remodela el colágeno dérmico.

¿QUÉ NOS PERMITE ESTA TÉCNICA?

-Tratar arrugas y líneas de expresión.

-Combatir la flacidez facial.

-Eliminar marcas de acné.

-Minimizar cicatrices y poros.

-Mejorar la zona afectada por estrías.

-Reducir las pigmentaciones, el envejecimiento solar de cara, cuello, manos y escote, así como las manchas de la edad.

VENTAJAS DEL LÁSER FRACCIONADO

1. Al no tratarse de un tratamiento invasivo, el/la paciente no precisa de baja laboral. El tratamiento consiste en la realización de tres sesiones, entre los meses de noviembre a abril, con intervalos de 1,5 meses entre sesiones, su duración es de 20 minutos si se realiza toda la cara y 10 minutos si son zonas localizadas como mejillas etc. En el post tratamiento hay que hidratar la piel bastante y el proceso consta de enrojecimiento los dos días posteriores al tramiento, ligero oscurecimiento al tercer dia y descamación completa al cuarto día, muy parecido el proceso al de una sobreexposición solar de verano, viendo ya los resultados al 5º día.

2. El láser fraccionado se caracteriza por crear zonas de tratamiento microscópicas y pixeladas, como consecuencia, hay pixeles de piel no afectados por el láser,  por ello la recuperación es mas rápida y los resultados de retracción tan notables.

3. El dolor es mínimo.

4. La zona se recupera rápidamente (4 días).

5. Los efectos del láser fraccionado se observan desde la primera sesión.

6. Tras la sesión y tan solo durante una hora, el paciente puede sentir una sensación de quemazón. Pero, desde el día siguiente, los hombres pueden afeitarse y las mujeres maquillarse. Y se recomienda aplicar crema hidratante y protector solar.

Por todo ello, el láser fraccional se ha convertido en una gran alternativa en tratamientos de rejuvenecimiento, que además se puede combinar con otros como el lifting con hilos japoneses, la toxina botulínica o los rellenos de arrugas, ayudando a potenciar sus efectos.

En Clínicas Sanchis Cardona contamos con médicos especialistas que estarán encantados de atenderle y asesorarle sobre cuál es el tratamiento más adecuado en su caso.

Los tratamientos considerados agresivos para la cara como el  peeling abrasivo o los láseres que queman en profundidad   han quedado en un segundo plano desde que técnicas como el láser fraccionado CO2 o “Resurfacing fraccional” (crear una nueva superficie cutánea)  han irrumpido en el mundo del rejuvenecimiento facial.

El láser fraccionado, conocido también como Fototermólisis fraccional, ha revolucionado el mundo de la dermatología y la cirugía cosmética porque, tras años de investigación, ha conseguido conjugar resultados visibles de manera inmediata con la posibilidad que el/la paciente puedan acudir a su trabajo, sin la necesidad de coger la baja.

¿CÓMO ACTÚA EL LÁSER FRACCIONADO?

El láser CO2 fraccionado combina los sistemas ablativos (aquellos que llegan a las capas más profundas de la piel) con los no ablativos (mejoran las capas superficiales). De tal manera que el láser utiliza el gas dióxido de carbono para calentar la dermis (por debajo de la epidermis) y, como consecuencia, el colágeno vuelve a tomar la forma perdida por el envejecimiento cutáneo, consiguiendo mejorar y rejuvenecer la piel en las pocas sesiones que dura el tratamiento.

Miles de haces alcanzan las capas más profundas de la piel, depositando en esas zonas el calor generado por el láser y, gracias a la energía que llega a la dermis, se activan los fibroblastos y se remodela el colágeno dérmico.

¿QUÉ NOS PERMITE ESTA TÉCNICA?

-Tratar arrugas y líneas de expresión.

-Combatir la flacidez facial.

-Eliminar marcas de acné.

-Minimizar cicatrices y poros.

-Mejorar la zona afectada por estrías.

-Reducir las pigmentaciones, el envejecimiento solar de cara, cuello, manos y escote, así como las manchas de la edad.

VENTAJAS DEL LÁSER FRACCIONADO

1. Al no tratarse de un tratamiento invasivo, el/la paciente no precisa de baja laboral. El tratamiento consiste en la realización de tres sesiones, entre los meses de noviembre a abril, con intervalos de 1,5 meses entre sesiones, su duración es de 20 minutos si se realiza toda la cara y 10 minutos si son zonas localizadas como mejillas etc. En el post tratamiento hay que hidratar la piel bastante y el proceso consta de enrojecimiento los dos días posteriores al tramiento, ligero oscurecimiento al tercer dia y descamación completa al cuarto día, muy parecido el proceso al de una sobreexposición solar de verano, viendo ya los resultados al 5º día.

2. El láser fraccionado se caracteriza por crear zonas de tratamiento microscópicas y pixeladas, como consecuencia, hay pixeles de piel no afectados por el láser,  por ello la recuperación es mas rápida y los resultados de retracción tan notables.

3. El dolor es mínimo.

4. La zona se recupera rápidamente (4 días).

5. Los efectos del láser fraccionado se observan desde la primera sesión.

6. Tras la sesión y tan solo durante una hora, el paciente puede sentir una sensación de quemazón. Pero, desde el día siguiente, los hombres pueden afeitarse y las mujeres maquillarse. Y se recomienda aplicar crema hidratante y protector solar.

Por todo ello, el láser fraccional se ha convertido en una gran alternativa en tratamientos de rejuvenecimiento, que además se puede combinar con otros como el lifting con hilos japoneses, la toxina botulínica o los rellenos de arrugas, ayudando a potenciar sus efectos.

En Clínicas Sanchis Cardona contamos con médicos especialistas que estarán encantados de atenderle y asesorarle sobre cuál es el tratamiento más adecuado en su caso.